Logística y Transporte en Ecuador: Una Visión hacia el 2037

Cada día, las compañías afrontan el gran reto de brindar satisfacción a sus clientes, a través de la entrega completa y oportuna de los productos o servicios que solicitan. Para lograr este objetivo, es necesaria una sinergia entre los recursos disponibles de las empresas y toda infraestructura proporcionada por el país en que desarrollan sus operaciones.

Sin embargo, el tiempo y costo relacionado con cada movimiento del bien deseado se convierten en variables álgidas, sobre las que se necesita diseñar e implementar continuamente una estrategia integral para su efectiva gestión. Gran parte de dicha estrategia institucional recibe apropiadamente el nombre de LOGÍSTICA y TRANSPORTE, siendo un factor clave de competitividad para las organizaciones en un mundo globalizado.

En los últimos años, el Ecuador ha priorizado el desarrollo del sector de logística y transporte como un eje prioritario para la transformación de su matriz productiva. Según datos publicados por el Banco Central del Ecuador (BCE), en las últimas dos décadas, la contribución promedio de este sector con respecto al PIB global ha sido del 6.8% +/- 1.9%, convirtiendo a esta industria en un componente para la competitividad sistémica. El comercio exterior en el Ecuador posee una fuerte prospectiva de expansión, sobre todo en exportaciones tipo no petroleras hacia países de Europa y Asia. Para responder a estas demandas emergentes, las cadenas productivas nacionales requieren de servicios de logística y transporte más especializados, para un efectivo tránsito de mercancías.

Recientes estudios del Foro Económico Mundial (WEF), posicionan a nuestra nación en el séptimo lugar en infraestructura a nivel de América Latina y el Caribe, según el Índice de Competitividad Global (GCI).

Realidad similar reporta el Banco Mundial (WBG) en materia de logística a Ecuador, ubicándolo en el octavo puesto en toda Latinoamérica, según el Índice de Desempeño Logístico (LPI). No obstante, es indudable resaltar las brechas que existen en este sector con otros países del mundo tales como Alemania y Singapur. Ante esta evidente realidad, el Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP) en el 2013 desarrolló el Plan Estratégico de Movilidad (PEM), como una estratagema que describe proyectos de gran importancia con visión país hacia el 2037.

La presente visión de la industria de la logística y el transporte en el Ecuador, ha sido descrita en función de la política nacional en mención, resaltando los proyectos más importantes para la logística y el transporte nacional, haciendo énfasis en las tecnologías emergentes que pueden asegurar el éxito o fracaso de este sector para las próximas décadas.

Logística Nacional

Para el 2037, Ecuador contará con importantes equipamientos logísticos destinados para el transporte terrestre: 7 plataformas logísticas a ser distribuidas en Guayaquil Oeste y Este, Quito Norte y Sur, Santo Domingo, Cuenca y Loja, así como 4 centros logísticos en frontera distribuidos en Huaquillas, Macará, Rumichaca y San Miguel. De manera similar, se establecerán equipamientos logísticos portuarios claves para el transporte marítimo en dos zonas de actividades logísticas (ZAL) a ser localizadas en Manta y el Puerto de Guayaquil, un puerto seco específico en Latacunga y un centro logístico industrial petrolero (CLIP) en Esmeraldas. En lo que concierne al transporte aéreo, el país contará con un centro de carga aérea en Latacunga, consolidando así una red integrada para el transporte de mercancías.

Transporte Terrestre

En 20 años, Ecuador contará con una red única de transporte por carretera en toda la nación, integral, conectada, completa y multimodal, la misma que estará compuesta por 2,300 km de red interurbana de alta capacidad y 550 km de red urbana y periurbana de alta capacidad con control total de accesos, control de cruces a nivel y calzadas separadas. De forma similar, el país tendrá 6,000 km de red de mediana capacidad, para la circulación de vehículos a una velocidad esperada de 100 km/h, 3,100 km. de conectores regionales complementarios y finalmente 1,150 km. de caminos básicos de integración territorial para la circulación de vehículos a una velocidad esperada de entre 60 km/h a 80km/h.

Transporte Marítimo y Fluvial

Para las próximas dos décadas, se contará con 2 puertos estatales en gestión directa para marina deportiva, cabotaje y cruceros internacionales. En lo que confiere a las instalaciones portuarias para el tráfico nacional, el país contará con 8 puertos estatales en gestión directa para el cabotaje de mercancías como de pasajeros. Para el transporte fluvial, la nación contará con 6 puertos fluviales internacionales Amazonía, 3 puertos fluviales con 150 km. de vías navegables en el occidente del país y 12 puertos con 1,000 km de vías fluviales en la Amazonía. Se espera la consolidación del proyecto Manta-Manaos con un tiempo esperado de 44 días para el tránsito de mercancías y de 15 días para la movilización de pasajeros a una velocidad promedio de 4 nudos.

Transporte Aéreo

El sistema aeroportuario del 2037 se integrará de 22 aeropuertos a nivel nacional, 5 de primera categoría internacional en Esmeraldas, Manta, Latacunga, Quito y Guayaquil y 10 aeropuertos nacionales distribuidos en Salinas, Santa Rosa, Catamayo, Cuenca, Tulcán, Lago Agrio, Jumandy Tena, Coca, y para la Región Insular en Baltra y San Cristobal. Finalmente, para el transporte regional de pasajeros y de carga, Ecuador podrá contar con 7 aeródromos verdes a ser localizados en Santo Domingo, Pastaza/Shell, Macas, Taisha, Nuevo Rocafuerte, Morona e Isabela en las Islas Galápagos. Dentro de esta estrategia, se incluyen las inversiones con proyección a proveer a estos aeropuertos de la capacidad y calidad necesarias para potenciar el turismo en el país, con un gran incremento en la capacidad de vuelos internos y sociales como cooperación en el desarrollo de las comunidades más alejadas del país.

Transporte Ferroviario

Para el 2037, Ecuador contará con un sistema ferroviario no homologable con las redes de alta velocidad europea, pero sí operando un corredor ferroviario mixto entre las urbes de Guayaquil y Quito, con una velocidad esperada de 140 km/h y con acceso a puertos marítimos y secos. El PEM plantea que la opción ferroviaria sea a medio plazo un refuerzo en las conexiones con todo el sistema de transportes, con propuestas como corredores ferroviarios metropolitanos para transporte público, terminales y estaciones de intercambio o material de transporte, talleres y sistemas, con una longitud esperada de 300 km.

Transporte Público

Pese a que las mejoras proyectadas para el 2037 sobre este segmento están asociadas a una gran renovación de flotas, terminales, estaciones de intercambio, paradas y sistemas modernos de señalización y control de acceso vehicular, se espera que en las principales ciudades del país se cuente con modernos sistemas de transporte masivo, con capacidad para el trasporte de más de 350,000 pasajeros por día como el proyecto de redes subterráneas de transporte público en Quito, previsto a iniciar sus operaciones a finales del 2019. Sin embargo, el crecimiento urbano de poblaciones similares junto al parque automotor nacional, hacen que los sistemas de peaje urbano e interurbano se conviertan en futuros protagonistas en la mejora de tiempos de viaje, así como para el control de externalidades negativas como la congestión vehicular, accidentes de tránsito, contaminación acústica y emisiones de CO2, SOx, NOx, PM2.5 y PM10.0. Gracias a la economía colaborativa, la movilidad compartida será el eje que dinamizará los patrones de viaje de los pasajeros en las principales metrópolis del país.

En conclusión, la industria de la logística y el transporte estará caracterizado por una serie de mejoras en reformas estructurales y a nivel de infraestructura. Sin embargo, se observará un cambio energético en el sector de transporte, mediante la adopción de energías renovables (i.e. eólica, solar, etc.), tecnologías de tubos al vacío que ofrecerán alta velocidad en el tránsito de mercancías y de pasajeros, así como sistemas inteligentes de transporte (ITS) basados en los principios de la inteligencia artificial que mejorarán la calidad de vida de nuestra sociedad. Todas estas tendencias llevarán a las ciudades del país a un notorio rediseño urbanístico, caracterizado por una participación de las empresas públicas y privadas, conscientes de este tipo de alianzas para garantizar la resiliencia y sostenibilidad del sector a largo plazo.

Referencias Bibliográficas:

· IADB, 2015. Freight Transport and Logistics Statistics Yearbook. - See more at: https://publications.iadb.org/handle/11319/6885#sthash.hcma43xl.dpuf
· MTOP, 2016. Plan Estratégico de Movilidad (PEM) 2013 – 2037. – See more at: http://mtop.gob.ec/el-mtop-trabaja-bajo-el-plan-estrategico-de-movilidad/
· WBG, 2016. The Logistics Performance Index and its Indicators. Trade Logistics in the Global Economy. - See more at: http://lpi.worldbank.org/report
· WEF, 2016. The Global Competitiveness Report 2016-2017. - See more at: https://www.weforum.org/reports/the-global-competitiveness-report-2016-2017-1
© 2020 ARISTEIA

Desarrollado por MIHTTP.COM expertos en Diseño Web y Comercio Electrónico